lunes, 14 de junio de 2010

Luisa de La Vallière


Luisa de La Vallière

Las tierras de La Vallière, situadas en una de las más bellas provincias de Francia, a unas leguas de Tours, pertenecían a la marquesa de Saint-Remy, Françoise le Prevost. Su antiguo castillo estaba construido sobre la ladera de una montaña. El lado sur miraba hacia el río Loira, y las sombras majestuosas de un enorme bosque rodeaban imponentes y melancólicas la fachada norte. El interior del edificio se había ido degradando con el tiempo, y el lujo de anteriores propietarios era ya sólo un recuerdo en la comarca.

La marquesa de Saint-Remy habitaba en ese castillo desde hacía 20 años, dedicada en cuerpo y alma a su única hija: Louise-Françoise de La Baume Le Blanc, nacida después de sus dos hermanos varones, Jean-François y Jean-Michel. La joven era hija del segundo matrimonio de Françoise con Laurent de la Baume, Señor de La Vallière, vástago de una familia que se había destacado por sus servicios militares a la Corona y que en el momento del nacimiento de la niña ocupaba el puesto de gobernador del castillo de Amboise. A la muerte de Laurent hacia 1652, su viuda se casó por tercera vez, esta vez con Jacques de Courtavel, perteneciente al servicio de Gastón de Orleáns.

Luisa había nacido el 6 de agosto de 1644. Por tanto, ese verano en el que la corte, en Fontainebleau, asistía escandalizada al progreso de la relación entre el rey y su cuñada, ella cumplía 17 años. Era una rubia algo tímida que no poseía aún la astucia de las damas de la corte. Se trataba una jovencita virtuosa, cándida e insegura, esto último debido, en parte, a que cojeaba ligeramente desde que un asno le había lastimado el tobillo cuando era niña. “Pero incluso con ese defecto poseía gracia, y podía disimularlo cuando caminaba despacio, y su paso tímido e inseguro parecía convenir a su figura delicada”. Era moderadamente bonita, para facilitar el hecho de que todos creyeran que el rey había se había puesto a perseguirla, pero, como nos dice el abate de Choisy, “no era de esas bellezas perfectas que a menudo se admiran sin amarlas”. Minette la vio tan insignificante, tan apagada y con un carácter tan dócil y desprovisto de ambición que le pareció que no podía representar ningún peligro.

Minette

No había percibido que, con todo, Luisa tenía un encanto especial en su sencillez, y resultaba una criatura adorable para las miradas de muchos caballeros de Fontainebleau. Sobre ella encontramos las siguientes frases de sus contemporáneos: “El sonido de su voz llegaba al corazón”. “La belleza de sus cabellos dorados aumentaba la de su rostro”. “Su mirada tenía un atractivo inexplicable” y “una dulzura que embelesaba cuando lo miraba a uno”. Y Madame de Genlis nos dice que “parecía hecha para enternecer y para encantar el corazón, y no para deslumbrar a los ojos. La expresión de modestia, el candor y la sensibilidad embellecían sus rasgos”. Luisa tenía bonitos ojos azul oscuro bordeados de largas pestañas negras y una piel muy blanca. “Su mirada tímida parecía implorar indulgencia; su sonrisa llena de encanto era a la vez ingenua, conmovedora y espiritual”. “Era bella como una visión que no toca la tierra, bella con la hermosura de los ángeles y de las madonas”.

Había aprendido desde la infancia a reverenciar y amar a su soberano. A veces su abuelo, paseando con ella por el castillo, le mostraba los retratos de los anteriores reyes de Francia y le decía:

—He aquí a los benefactores de nuestra familia.

Faltaba en la colección aún el retrato de Luis, pero el abuelo prometía que lo haría traer de París. Todos los acontecimientos que se referían a la familia real eran celebrados en el castillo de la Vallière. Allí se acogía con entusiasmo cada rasgo de grandeza o de bondad de los que daba muestra el rey, que se convertía así en frecuente tema de conversación. La noticia del matrimonio del rey con María Teresa llenó de alegría el lugar. Se iluminó el castillo, se reunió a los campesinos y se celebró una hermosa fiesta campestre en honor a la ocasión.

Luis XIV

“Mademoiselle de la Vallière fue educada con tanta sencillez que aprendió a pensar tan sólo bien y a conducirse con arreglo a sus principios”. Leyó las santas escrituras, algunas obras piadosas, la Historia de Francia, poemas de Malherbe y las tragedias del gran Corneille. Como eran pocos los libros que tenía a su alcance, Luisa los releía.

El castillo era un lugar solitario en el que eran raras las visitas, incluso en verano. La llegada de un extraño era todo un acontecimiento, pero Luisa contaba con la compañía de su querida Eudoxie, una pariente huérfana a quien Madame de Saint-Remy había acogido en su hogar. El joven marqués de Bragelonne acudió alguna vez al castillo. Se habló de un matrimonio del marqués con Luisa, pero muy vagamente, debido a la juventud de ambos, y poco después él partía con su regimiento.

61 comentarios:

  1. pobre muchacha, tan inocente y victima de un plan que, aunque no sea macabro, tenía su trasfondo oscuro

    ResponderEliminar
  2. He votado por la reina Ana, que me gusta mucho y está en horas bajas.

    Presiento y celebro que Luisa va a dar bastante que hablar. Gracias, Madame.

    ResponderEliminar
  3. Que me voy oliendo la tostada Madame... No se yo estas damiselas tan piadosas hasta dónde lo son cuando se les presenta la oportunidad de hacerse valer.
    Bisous y buenas noches madame.
    Voy a votar

    ResponderEliminar
  4. Esta corte me tiene atrapada Madamme.
    Me temo que la dulce Luisa dispone de poderosas armas de seducción y ni ella misma es consciente de ello :)

    ResponderEliminar
  5. madame, la vida de Louise es tierna y dulce, de todas las chicas de la corte es junto a madame la que más ternura inspira en mi, por otro lado madame ya vote y creo que no hay muchas dudas sobre mi elección, jaja, espero madame leer pronto los destinos de Louise, quedo a sus pies y le envio un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Cierto, monsieur. Poco se imaginaba lo mucho que iba a cambiar su vida por esa extraña carambola del destino.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Presiente usted bien, madame. Nos encontramos con una de las protagonistas de esta corte, ahi donde la tiene. Entre los cortesanos ni ella lo sospechaba.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  8. Pues veremos a que huele la tostada, madame. Pronto lo sabremos

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  9. Así es, madame. Ella no es consciente. Así como de Minette emanaba una poderosa sensualidad, Luisa era espiritualidad pura. Nunca hubiera imaginado las cabalas que estaban en marcha.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Monsieur Napoleon, no me cabe la menor duda acerca de cual ha sido su voto :)

    Seguiremos, seguiremos con Luisa por el momento, aunque mas adelante regresaremos tambien con Minette, por supuesto.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Luisa me ha parecido tal y como la imaginé, esperemos que su dulzura no se vea cruelmente transformada por las perfidias de la corte.
    Si Luisa hubiese estado entre las candidatas habría votado por ella con los ojos cerrados. Pero en su defecto creo que votaré por Minette, aunque aún lo esté dudando ;)

    Bisous

    ResponderEliminar
  12. Saludos Diana, veo que en esta oportunidad se ha dedicado a realizar una minuciosa descripción de Luisa y de lo que la rodea.

    ¿Qué le aguardará a Luisa en los siguientes episodios, encontraremos algunos eventos infortunados?

    Que esté bien. Hasta otra oportunidad

    ResponderEliminar
  13. Querida Madame Minuet, paso a dejar mi último comentario, saldré de viaje pero intentaré, si puedo leerla por la noche si encuentro una laptop o alguna máquina en el hotel en dónde me encontraré. No lo garantizo porque cuando uno viaja sale mucho durante el día en la noche ya está rendida. Pero lo intentaré. Quise ver lo de su encuesta pero no supe en dónde. Muchos besos Madame. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  14. Una delicada y joven dama, educada en la bondad, pero vamos a ver que sorpresas nos trae todo esto...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Caray, si es que a Luis le daban el trabajo hecho...
    Gran idea la de la encuesta, Madame. Yo, como mosquetero vocacional, no puedo tener dudas.
    Feliz lunes.

    ResponderEliminar
  16. madame, me temo que va a ser peor el remedio que la enfermedad. qué cosas tiene el corazón, el amor que parecía inmarcesible por mancini, ahora se vuelve ardoroso con minette, y quién sabe de que color vendrá con la pobre luisa.
    la reina ana, qué fatiga de vida.

    ha sido un fin de semana casero, de balcón y rosal. y si, madame, de fútbol. pasa una vez cada cuatro años, no hay que alarmarse.

    ni que decir tiene por quién he votado en la encuesta, claro.

    saludos, madame!

    ResponderEliminar
  17. Muchas veces la belleza y el poder de seducción está en los más nimio y simple, y este puede ser el caso de Louise. veremos que le depara el futuro. Saludos, madame.

    ResponderEliminar
  18. ¡Bon jour! Madames, monsieurs, sí les place pasen por mi gabinete les ofrezco un petit dejeneur.

    ResponderEliminar
  19. Tan pequeña y víctima de los desafortunados líos de la corte, Madame!

    Esperemos que todo le salga bien a al pobre chica, que el destino se la jugó al producirle esa pequeña cojera...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Una linda y delicada flor que tiene el peligro de ser prematuramente ajada por los enredos de la corte.

    La descripción de su familia y de su forma de vida en el castillo es muy emotiva, madame. Por lo que veo, es un linaje de cierta altura, aunque arruinado en parte por el paso del tiempo. Sin embargo, poseen cierta elegancia mezclado con humildad y alta pertenencia a sus ancestros, que seguro se transmitió a la Luisa, por lo que nos describe.

    La aparición al final del vizconde de Bragelonne me hace recordar en que estamos pisando los terrenos del genial Dumas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Madre mía la que se va a armar...(me llevo las manos a la cabeza).
    Iba a votar por Minnete, pero después de leer este post he cambiado de opinión. O es demasiado ingenua, o confía mucho en su propio atractivo personal para no ver en Luisa ningún peligro de que le arrebate a su hombre. Pero hay una verdad como la copa de un pino, y es que una nunca debe subestimar "al enemigo". Me huele que le va a salir el tiro por la culata.

    Un placer, madame.

    ResponderEliminar
  22. Luisa entrará más adelante en una nueva tanda. En esta, puesto que aun no la conociamos, no ha podido entrar, pero estoy segura de que en su momento contará con muchos votos.

    Feliz comienzo de semana, Lady Darcy.

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Monsieur, Cesar, Luisa está destinada a vivir luces y sombras. Su destino será curioso, y, desde luego, habra bastantes cosas que contar.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  24. Madame Aida, que tenga buen viaje.
    Yo me ire de viaje el proximo mes, y no me llevaré ni telefono ni laptop :)

    Felices vacaciones

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Eso, a ver que sorpresas nos trae a todos y en especial a ella. Y, por supuesto, a Minette.

    Feliz comienzo de semana, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  26. Monsieur Xibeliuss, estoy completamente segura acerca de cual ha sido su voto, desde luego. No podia ser de otro modo!
    Y mire, me parece que va ganando.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Monsieur, por que se empeñan ustedes en hablar de amor cada vez que alguien se acuesta con alguien? Normalmente no lo es. De otro modo, vaya trabajo tendriamos.

    Lo sé, lo sé. La reina madre tiene muy buenos valedores entre los caballeros de la corte!

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  28. Así es, monsieur. Luisa era y es precisamente el tipo de muchos caballeros. Minette midió muy mal.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Muchas gracias, madame Wendy. Llego un poco tarde para el desayuno, pero guardeme usted un poquito para la merienda.

    Feliz lunes

    Bisous

    ResponderEliminar
  30. Se apañaba bien. Al parecer no le impedía bailar!

    Feliz comienzo de semana, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  31. Ya ve, madame, de dónde sacó Dumas su argumento para la mascara de hierro. Luego hacia lo que quería con los personajes, pero siempre se basaba en algo.

    Feliz comienzo de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Que razon lleva usted, lady Eleanor. Me temo que Minette subestimó los encantos de Luisa. Pensó demasiado en su caracter apocado, timido e inseguro. Solo vio que era docil, que seguramente haría lo que se le mandase sin protestar, y que no era ambiciosa ni buscaba nada.

    Feliz lunes

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Creo que vamos a presenciar una lucha entre madame y su dama.

    Espero con imapciencia, madame.

    ResponderEliminar
  34. El asunto se presenta borrascoso, aunque Minette crea que aun luce el sol.

    Feliz lunes, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  35. Un dechado de virtudes la damita. Qué tiemble Minette, mujeres con peores prendas han hecho suspirar a Luis. De "excusa" va a pasar a favorita, me temo.

    Pasad un grato día, madame.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  36. Una ingenuidad e inocencia semejantes resultan ideales para los maquiavélicos planes de Minette, si la dama tuviera más carácter de seguro no le resultaría tan manejable.
    Lo que sí me pregunto es cuánto se llegaría a equivocar Minette con respecto a la insignificancia que creía otorgar a la joven dama. Acabaría corriendo serio peligro de ser eclipsada o no?

    Saludos Madame

    ResponderEliminar
  37. Me he quedado con la última foto, vaya coloretes que tiene Luis, bueno algo frivolo.
    Que tal está madame?, ya veo que vamos a conocer a Luisa y como lo cuenta tan bien pues es un placer
    hasta pronto
    ruffi

    ResponderEliminar
  38. sobre cosas feas y aburridas, y mediocridad en el fútbol, le recomiendo hoy el visionado del italia-paraguay. un partido que no es un partido entre dos combinados que tienen a gala hacer todo lo posible porque todo vaya más despacio de lo normal, más pastoso, más denso, más plomizo.
    como no puede ser de otra manera, voy con paraguay, en homenaje al Doctor Gaspar José de Francia (o era José Gaspar de Francia) y a esa región tan así que es el Chaco. el fútbol es tan grande...

    en fin. pase buena tarde, madame!
    bisous!!

    ResponderEliminar
  39. Louise madame me parece una niña adorable madame tierna y dulce, si no me equivoco parecida en carácter a minette, creo que por eso me da ternura.

    Espero siga pronto madame esta historia

    Ojala y Francia haga un buen papel en el mundial, sin embargo creo que empatará con Mexico

    ResponderEliminar
  40. Madame:

    Luisa( muy a mi pesar por María Teres) me cae bien, la veo un encanto de dama, estoy deseando avanzar, la que le espera a Minette, siempre em han hecho gracia los ideales de belleza de otras época, yo a Minette, no la voe bella, aunque claro, tenía encanto, para mi las grandes bellezas fueron la de su madre y la de su tía Isabel(Probablemente la reina mas guapa de España, hasta la fecha, jaja)

    ResponderEliminar
  41. Con Paraguay siempre, no sólo son nuestros primos sino que todavía me acuerdo de Luis Enrique. Y, por supuesto, con Doña Ana, mater protectora. Pero, permitame un voto, fuera de lista, para Laurence de Cinq Cygne, martir de una causa que, aunque la engaña, la engrandece a la vez. Madame, a sus pies

    ResponderEliminar
  42. La verdad, madame, es que Luis suspiraba muy facil. Nunca se sabia por donde podia saltar la liebre. Porque ademas no era de flechazos. Podia tener delante de las narices a una dama durante años sin reparar apenas en ella y de repente ¡zas!

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  43. Así es, madame Akasha, ella tuvo en cuenta ese rasgo de su caracter. Luisa no era de la clase de mujer que dan problemas, pero no calculó que precisamente esa dulzura, timidez y candor podrian resultar encantadores a ojos de muchos caballeros.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  44. Ay, madame Rufi, me ha hecho usted reir con los coloretes de Luis. Tiene razon, en esa foto parece un muñeco pepón.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  45. Pues yo no se con quien ir en la mayoria de los partidos, monsieur Karpov. Hare como el arbitro y lanzare la moneda al aire.

    Que usted lo disfrute.

    Bisous

    ResponderEliminar
  46. Sí, Luisa era una persona muy tierna, dulce y bondadosa, incapaz de maldad. Es un personaje con el que no resulta dificil encariñarse.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  47. Sí, yo encuentro mas guapa a su madre que a ella, pero es que Minette mas que guapa era atractiva, y el atractivo a veces es dificil de captar en un retrato, porque consiste en un gesto, una mirada o un algo indefinible, una magia especial que envuelve con su trato, o con simplemente atravesar un salon lleno de gente.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  48. Monsieur, mucha suerte para Paraguay, pues, y a usted muchas gracias por su amable visita.

    Sea bienvenido en esta corte y tenga feliz tarde.

    Bisous

    ResponderEliminar
  49. Madame sé muy bien que esto es especulación pero encuentro interesante formularle esta pregunta que me ha revoloteado por años en la cabeza ¿Qué hubiese pasado sin Louise y con el rey prendado de minette? Creo que hubiese sucedido una tragedia porque si el rey la hubiera amado con la intensidad y la pasión que sintió por María hubiese sido un desastre. Monsieur quizás hubiese hecho una locura, y quizás minette hubiese quedado embarazada de Louis, creo madame sin embargo que estaban condenados a separarse por su condición de cuñados más que por otra cosa, pero madame con todos sus conocimientos ¿Cuál es su opinión, hubieses seguido unidos?, porque madame si es que Louis y minette tuvieron intimidad alguna vez, estaba propenso el riesgo de un embarazo y eso hubiese sido un escándalo enorme

    Por otro lado madame, encuentro a la mamá de minette más bella en el sentido físico que a ella misma Anne era deslumbrante en su famoso retrato refleja una belleza deslumbrante, pero creo que minette tenía un encanto infantil, una dulzura en el trato y en la sonrisa y todo lo que conforma el atractivo físico

    Existe una descripción de minette en la historia de la civilización de Durant, un libro que tuve en mis manos hace algunos años, no se madame si usted esté de acuerdo en ella en ella se menciona que minette "tenia el encanto de una niña, le gustaba saltar, retozar, jugar, sonreír, tenia una dulzura y una luz, una alegría por la vida, por la risa y el juego, era delgada y si bien estaba ya formada como una mujer, seguía teniendo el encanto de una adolecente, en la expresión, las maneras dulces y adorables y en la forma toda de ser"

    Precisamente a raíz de ese libro me enganche con la dulce princesa de Inglaterra, es por eso madame y solo se ha ratificado al leer su historia que me ha enganchado minette, así como Louise, niñas dulces y tiernas, dos virtudes más grandes en mi opinión que la belleza física sin encanto

    Quedo a sus pies madame y le mando un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Pues vera, yo creo que sin Louise hubiera aparecido otra. Siempre aparecian. Obviamente lo de Minette, aparte del cariño y buen entendimiento que duró para siempre, por lo demas fue un capricho pasajero, o no hubiera resultado atrapado tan pronto por otra mujer.
    En efecto, fue lo mejor que podia pasar, porque la situación a largo plazo sería insostenible. Ya bastante grave fue que hubo muchos que pensaron que la hija mayor de Minette era de Luis.

    Y por supuesto, el atractivo y el encanto personal no se encuentra necesariamente en la belleza fisica concebida esta como perfeccion de facciones o de medidas. Siempre hay algo por encima de eso.

    Muchas gracias por todo, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  51. He votado por Maria Mancini Madame.
    Por ahora le pelea el primer lugar a la reina Madre.

    Esta nueva dama me imagino que dará mucho que hablar en la corte....o me equivoco....Y provocara muchos disgustos también.....

    Saludos

    ResponderEliminar
  52. Muchas gracias, monsieur.

    Esta dama, en efecto, dará muchisimo que hablar, así que se quedará mucho tiempo entre nosotros. Lamentablemente Luisa no llega a tiempo de formar parte de esta encuesta.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  53. Muy linda historia Mme, que uno la puede complementar con la fantástica pluma de Dumas en El Vizconde de Bragelonne. También voté en la encuesta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  54. En efecto, monsieur, de esta parte de la historia sacó Dumas inspiración para su mascara de hierro. Hay mas cosas que extrajo de aquí :)

    Buenas noches, monsieur, y gracias por su voto.

    Bisous

    ResponderEliminar
  55. Madame, esta Corte no descansa, siempre tan animada y no me extraña dada la expectación que su história nos desierta.
    Besos.
    he apostado por la Reina.

    ResponderEliminar
  56. Muchas gracias, madame.
    Yo creo que va ganando, entonces.
    Ahora lo comprobaré.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  57. Pobre niña...no pasará como la "pobre" Minette?
    Como sigue esta historia ?
    saludos Madame

    ResponderEliminar
  58. Con ella iremos en breve, madame, porque hay mucho que contar.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  59. Madame, dificil encuesta nos ha planteado. Elegir un personaje favorito femenino de vuestra corte. Tenía tres candidatas: Ana de Austria, la Montpensier y Minette. Finalmente he tomado partido por la reina Ana, las cosas de casa tiran mucho ... ;-)

    Exquisita y delicada damisela es madame Louise. Minette debió de subestimarla sin duda, pensaría que no era una competidora a tener en cuenta pero ¿ verdad que se equivocó en su juicio?.

    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  60. Se equivocó muchisimo, madame, en efecto. Nunca se sabe dónde va a surgir el atractivo. No hay una formula, una receta unica. y fue a elegir a alguien muy especial sin darse cuenta.

    Creo que va ganando su candidata, madame.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  61. Ay Madame, si es que ya se sabe que las apariencias engañan. Jeje, me quedó con ganas de saber en qué consistió el "percance con el asno" que le provocó una leve cojera. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar

Luck is an attitude.