miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Por qué Rey Sol?

Traje de Luis XIV en el Ballet de la Nuit, 1653

La tensión había causado que María Mancini cayera enferma por unos días, durante los cuales Luis la visitaba de continuo. “Se había entregado sin reservas a su pasión por el rey, a la embriaguez de la entrega mutua, doblemente dulce para alguien cuya vida hasta entonces había sido tan triste y solitaria, sin detenerse a reflexionar cuál podía ser el único final para un sentimiento de semejante naturaleza entre dos personas de tan diferente condición. En realidad sólo pensaba en el presente y cerraba los ojos al futuro”.

Cuando la corte regresó a París, a comienzos de 1659, todos los cortesanos, incluyendo la reina y el cardenal, unos por delicadeza y otros sin intención, fueron tomando quién un barco, quién una carroza, y al final los dos enamorados se encontraron cabalgando solos. María Mancini llevaba un traje de terciopelo negro y un gorro con plumas multicolores, y resplandecía como nunca. La gente que se acercaba a aclamar al rey admiraba a la pareja. Por la tarde, al descansar, se tocaba la guitarra, había muchas risas y los dos entrelazaban sus manos. María, en palabras de madame de Motteville, “amaba aún más a aquel a quien ya amaba demasiado”.

En París se cantaba y se bailaban las melodías que componía el florentino Giovanni Battista Lully (o Lulli). El joven italiano de 26 años había llegado a París cuando sólo era un niño y nada hacía presagiar su fulgurante ascenso. Su presencia reforzaba el lugar ocupado por los italianos en la corte, que respondía al gusto del cardenal Mazarino, encargado de dar a conocer en Francia el arte de su tierra natal. Al principio Lully era, simplemente, uno de tantos.

Lully, La Barre y otros músicos

El pequeño Lully, traído de Florencia por el caballero De Guise, se convirtió en paje de la Grande Mademoiselle, la duquesa de Montpensier, a quien le gustaba conversar en italiano. Lully pronto fue el gran bailarín de la princesa, pero después de que ésta disparara los cañones de la Bastilla el violinista abandonó el barco que se hundía y se pasó al círculo de Mazarino. Su talento para la danza sedujo al rey. Ambos figuraban, codo con codo, en el Ballet de la Nuit que Mazarino hizo representar en el Louvre la noche del 23 de febrero de 1653. El ballet duraba doce horas, desde el atardecer al amanecer. La metáfora del sol que se eleva representaba al rey: Luis XIV aparecía como Apolo, el sol triunfante, vencedor de los rebeldes de la Fronda en la guerra civil.

Luis era un apasionado del ballet, y no sólo como espectador, sino como participante. Fue él quien fundó la Real Academia de Danza en 1661. Las primeras referencias sobre las cinco posiciones elementales del baile aparecen en los escritos de Pierre Beauchamp, un bailarín y coreógrafo de la corte, y la contribución de Lully al ballet fue enorme.

Aprovechemos este recuerdo del rey vestido de ese modo para el baile y aclaremos que no fue, ni mucho menos, el primer rey sol de Francia. Por el contrario, el sol figuraba entre los símbolos de la monarquía francesa desde hacía casi 300 años, y fue eso lo que le inspiró su disfraz. Sin embargo, entre todos los reyes que fueron soles él fue el único en ser recordado como tal. La metáfora es evidente: así como el sol da luz y vida a todo cuanto toca, así sucedía con la influencia de Luis en Europa en la política, el comercio y el arte.

Le Roi Danse

Durante unos días sonarán en esta corte, entre otras cosas, fragmentos del Ballet de la Nuit, recogidos en la película Le Roi Danse.

María Mancini era muy feliz en estos días de música, de bailes y disfraces, unos días en los que comenzaba a sonar con fuerza el nombre de Molière, con cuyas comedias el rey reía sin rebozo. Conmueve leer el relato de su felicidad en aquel tiempo. Había adquirido una influencia tan grande sobre este sol que la reina madre y Mazarino estaban inquietos. El cardenal, atacado de gota, no podía seguir muy de cerca los acontecimientos, y para mayor seguridad encomendó a madame de Venel, la gobernanta de María y sus hermanas, la misión de vigilar a los enamorados e impedir que se encontraran a solas.

40 comentarios:

  1. Madame, por fin el tema que tanto esperaba: Luis XIV no como dices el primer monarca francés identificado con el Sol, ni mucho menos europeo. Fueron los monarcas de la Casa de Austria los que siempre fueron identificados como reyes solares, como centro de un universo cortesano que giaraba en torno a ellos (ya se encuentras tales descripciones en tiempos del prudente Felipe II). De hecho el gran Rey Sol de esos tiempos era Felipe IV, también llamado el Rey Planeta, pues el Sol era identificado como el 4° planeta. Fue de Felipe IV, como de otros muchas también, de donde bebiò Luis XIV y todos sus panegeristas, pues el monarca espanol era para toda aquella Europa el prototipo del Rey, de Rey barroco, el prototipo de lo que debìa ser el esplendor de una corte. También mi amado Carlos II fue identificado como el Sol, basta solo leer sus sermones fùnebres.

    Para saber màs sobre la simbologìa solar de la Monarquìa Hispànica la recomiendo el libro "Los reyes solares: iconografía astral de la monarquía hispánica" de Víctor Mínguez, publicado por la Universitat Jaume I de Alicante.

    ResponderEliminar
  2. Dada la influencia del Rey, el símil con el sol le quedaba al pelo, aunque es cierto que no era de su exclusiva, si pasó a la historia con ese "mote".
    Es normal que Maria pensara solo en el presente puesto que debía ser muy consciente del futuro que le esperaba.
    Un cambio de música muy acertado, madame. Me ha gustado especialmente el primer vídeo con la escena de la película.
    Feliz dia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Finalmente aparece mi adorado Lully. Danke schön Madame.

    ResponderEliminar
  4. Pues si, no fue invento suyo. Solo fue el monarca que mas redito le sacó al sol, dandole preferencia sobre otros simbolos utilizados por sus antepasados. Al final todo depende de la habilidad en el manejo de cada pequeña o gran cosa que se tenga a mano. Él llegó a vestirse de sol.

    Feliz ecuador de la semana, monsieur.
    Y por cierto que hoy luce un sol esplendido por aqui!

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Madame, me encanta esta musica, y qué ocasion mas adecuada que presentarla con su ballet.

    Usted cree que Luis se encontraría favorecido con ese disfraz? Seguro que sí, claro. Es curioso.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Monsieur, ambos adoramos su musica, tan deliciosamente barroca. La corte del rey sol estaría incompleta sin él. Nos es imprescindible.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Ay Madame, qué pregunta... según la primera imagen, la verdad es que parece un pavo real, pero según la estética de la película y la segunda imagen claro que le favorecía!!! :).
    cuando tengamos la máquina del tiempo deberíamos ir a verlo...
    Más Besos.

    ResponderEliminar
  8. Jiji, es que lo malo que tenía el barroco es que para los caballeros solía resultar un poquitin recargado. Yo a Luis lo vestiría de otra manera. Pero claro, debía de ser su gusto, qué le vamos a hacer.
    Me quedo con la moda femenina.

    Madame, ya está aqui la primavera, que gozada!

    ResponderEliminar
  9. Hola Madame Minuet!! Me encantó el post. Con la explicación del origen de la metáfora el rey sol, pude entender algunos detalles que se me escapaban. Francia ha tenido otros reyes soles pero ninguno como Luis XIV, más conozco la historia gracias a usted madame, más entiendo la luz que emanaba de él. Me gusta María junto al rey pero sospecho que va a ser difícil proteger ese amor. Veremos como continuará.
    Feliz miércoles madame.
    Bisoussssssss

    ResponderEliminar
  10. Sí, el proximo día iremos con madame de Venel. Toca texto divertido.

    Feliz dia, madame Gabriela

    Bisous

    ResponderEliminar
  11. Como siempre es un placer adentrarse en nuestro histórico pasado a través de su Blog Madame, lo que le agradezco enormemente ya que descubro cada día nuevos pasajes desconocidos para mi.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, monsieur.
    Bienvenido al ballet.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. Ah, ¿cómo puede Mazarino olvidar que cualquier obstáculo es nimio para la pasión? Imagino que Luis y María seguirán encontrando, pese a todo, momentos para seguir entreteniéndose en sus enamorados coloquios. Además, Mazarino olvida la aún no perdida virtud de su sobrina. Que pierda cuidado por ellos...

    El resplandor de Luis, con traje o sin él, debió de ser muy intenso para imponer ese sobrenombre frente a cualquier otro monarca.

    El sol también hoy nos acompaña...

    Un enorme beso, madame!!

    ResponderEliminar
  14. Que curioso madame.

    Por cierto me han regalado un libro realmente precioso, los jardines del Rey Sol, el autor es Iam Thompson, el libro es realmente precioso.

    ResponderEliminar
  15. Madame, el proximo dia veremos cómo se las ingenian. Algo tendran que intentar, jiji.

    Si, madame, hoy el tiempo hace honor al texto de hoy, y ha querido armonizar con un sol esplendoroso.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  16. Ah, madame, sobre la gran obra de André Le Nôtre. Me alegra que disfrute usted de tan encantadora lectura.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  17. ay, pobre maria mancini. ha perdido el seso completamente y presumo que pronto se dará de bruces con la realidad. ¿qué son las bruces? lo tendré que mirar.
    no me imagino yo a un rey español disfrazado de nada, al bueno de felipe iv (bueno por llamarle algo), o a su adusto abuelo, felipe II. no no.
    ya. la ofelia. pero era demasiado tópico. y no. aunque bueno... no sé.

    en fin. que ya ha venido la primavera, me pican los ojos y todo eso.
    pase buena tarde, madame!!!

    ResponderEliminar
  18. Las bruces son las que estan blabadas en el bonte del olvido, monsieur. No se acuerda?
    Uy, esa se la dedico yo a usted el viernes como esta mandado.

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Oh, madame, que maravilla que Lully aparezca en escena, un buen puñado de sus obras musicales me parece delicioso... Recuerdo en este momento sin ir más lejos su Folies d'Espagne, que ya rescaté en Hispanarum y que más pronto que tarde retomaré para amenizar alguna nueva entrada...

    En fin, hoy el sol nos ha acompañado, textualmente. Lástima que las nubes lo hayan eclipsado tan sólo hace unos minutos...

    Que tengáis una muy feliz y a ser posible, soleada tarde, madame. Todo sea por Su Majestad :)

    A vuestros pies.

    Mil besos, mil...

    ResponderEliminar
  20. Si sabía la existencia de varios reyes sol en la realeza francesa, pero no conocía el por qué de llamar así a Luís XIV.

    Una entrada muy interesante Madame!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Veo que tambien por el sur llega la primavera, monsieur. Por unos dias temí que este año solo llegaría al corte inglés! Pero no, ya se aproxima y se siente en el aire. Ciertamente tambien yo he podido disfrutar de la tibieza de un sol resplandeciente.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias, monsieur Pablo. Como ve, nunca mejor dicho eso de que nada nuevo hay bajo el sol.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  23. Lully, Moliere, los cinco pasos de la danza, el Rey como Sol y un amor joven. Bellos momentos en la historia, Madame. Aunque las intrigas andan por ahí es una gozada seguir estas entradas.
    Saludos, Madame.

    ResponderEliminar
  24. Dejemos que bailen un poquito. Ya habra tiempo de llorar mas adelante. De momento vamos a divertirnos.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  25. Pobres enamorados, me parece que su alegría va a durar poco tiempo... Me parece que la infanta María Teresa estaba al caer...

    Los relatos sobre el baile y su importancia en la corte del "Rey Sol" (muchas gracias por la aclaración, pues había visto identificar a Felipe II como Rey Planeta, pero nunca le relacioné con Luis XIV) me han resultado muy gratificantes. ¡Doce horas bailando! ¡Qué dolor de pies!

    Un besito

    ResponderEliminar
  26. jiji, bueno, no siempre bailaban los mismos. Los papeles estaban repartidos. De lo contrario medudo maraton! Casi lo peor es para los espectadores, tener que aguantar 12 horas sin poder moverse, porque cuando iban a salir a hacer pis a lo mejor le tocaba bailar al rey y habia que quedarse. Imaginese!

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  27. Buenas noches madame Minuet, estuve todo el día ocupada con fisioterapia porque arrastro una tendinitis desde hace medses y ya no podía seguir asi. Por eso llego tarde a la Corte y no me gusta ser impuntual :)
    “amaba aún más a aquel a quien ya amaba demasiado”.
    Que frase tan bella para la historia.
    Cuando estudié astrolo gía me dijeron que era del signo de Leo, cuyo regente es el Sol.
    Bisous.
    PD. He notado el cambio de la música. Me gusta

    ResponderEliminar
  28. me temo que se equivocaron, madame: Luis XIV era Virgo. Nació el 5 de septiembre. El ascendente es Escorpio, y la Luna estaba en Leo, eso si (lo del ascendente y la luna se lo estoy diciendo de memoria, pero no creo que la memoria me traicione). Y María Mancini era Virgo tambien.
    Pero eso del rey sol llama a engaño, verdad?

    Buenas noches, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  29. Madame, he leído esta narración mientras me tomaba un chato de vino, y ha resultado uno de los mejores momentos del día, así que me permito concederle el título de Reina Sol de los blogs.

    Un saludo de la Fuensanta y el Antón.

    ResponderEliminar
  30. Hola Madame:

    Siempre me pregunté porque el Rey Sol. Me imaginaba que tenía que ver con los antepasados y la vanidad del Rey, pero no conocía su origen en el ballet.

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Muchas gracias, monsieur Anton. Preparense usted y la Fuensanta, que el proximo dia toca texto divertido antes de lanzarnos a mas cabalas.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  32. Digamos que aquel famoso ballet contribuyó a fijar la imagen de rey sol en la mente de todos. Se vistió de sol, y estuvo esplendido. Todo celebraba su triunfo sobre la Fronda, y con una imagen dificil de olvidar. Desde entonces fue recordado de ese modo. Sin embargo, ya ve que no fue ni mucho menos un invento suyo.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Querida Madame, estoy obnubilada por la felicidad en este escrito, todo es tan bello..., durará?
    abrazos Madame.

    ResponderEliminar
  34. No hay nada eterno, madame. Por eso tenemos que vivir intensamente el momento. Mañana pueden arrebatarnoslo.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  35. Bueno, madame, el sol evidentemente fue de las primeras divinidades que la humanidad imaginó para explicarse lo inexplicable hasta ese entonces. Forma parte del adn de nuestra naturaleza humana. Sin duda el sol es vida, pero también causa de insolaciones y cáncer. Lo loable de este sol francés es que desde su autárquica y autoreferente existencia coopero con el florecimiento del arte.
    Mi estimada Minuet, gracias por su presencia en tiempos adversos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  36. Sí, madame, qué peligro lleva el sol. A mi el dermatologo me tiene terminantemente prohibido tomarlo, asi que no sé si me conviene estar por aqui. Pero es igual, yo me arriesgo.

    Madame, espero que todo vaya mucho mejor por alla, y que las aguas vayan volviendo a su cauce sin mas desdichas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  37. quite quite. qué va a estar eso grabado. bastante bochorno pasé ya en el momento como para recordarlo. qué desastre madame, qué poquita gracia. con los faldones por fuera. un espanto.
    dejémoslo como está.

    pase buena tarde, madame!

    ResponderEliminar
  38. Monsieur, usted se lo pierde. Menudo escandalo sería en youtube! Saltaría usted a la fama en un abrir y cerrar de ojos, y ya nunca tendria que volver a trabajar para Mr. Scrooge.
    Pienselo, pienselo.

    Y si lo repite con un capuchon en la cabeza para que no se le reconozca? Así podría grabarse, no? Sería algo inofensivo.

    Espero que este teniendo una feliz tarde, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  39. "provechemos este recuerdo del rey vestido de ese modo para el baile y aclaremos que no fue, ni mucho menos, el primer rey sol de Francia. Por el contrario, el sol figuraba entre los símbolos de la monarquía francesa desde hacía casi 300 años, y fue eso lo que le inspiró su disfraz. Sin embargo, entre todos los reyes que fueron soles él fue el único en ser recordado como tal. La metáfora es evidente: así como el sol da luz y vida a todo cuanto toca, así sucedía con la influencia de Luis en Europa en la política, el comercio y el arte."

    Está claro, ¿No? Con él todo cuadraba, por eso se ha recordado, jeje
    Salud
    dv

    ResponderEliminar
  40. Digamos que utilizaba muy bien las armas de propaganda. Cualquier cosa le servía, por ejemplo el sol.

    Feliz sabado, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar

Luck is an attitude.